sábado, 20 de junio de 2009

De palomas, palomos y humanos. (I)

Diógenes - Jean León Gérome (1860)

La aparente estupidez del título es real, pero con un poco de mano izquierda enseguida podemos encontrarle cierto sentido. En realidad la idea original era "De palomas palomos y hombres" pero no quiero singularizar, no sea que gran parte del "sector" feminista salga de inmediato del blog, ya que me interesa principalmente en esta entrada la atención de las mujeres ¿Por qué...?
Hablemos de palomas, la colombicultura es, aunque no lo parezca, un deporte con dos variantes principales: Deportivos y Mensajeras. Ambas se basan, aunque una más que otra, en la relación macho hembra. El deportivo es más sensible a la crítica feminista, ya que los machos compiten hasta la extenuación por estar lo más cerca posible de la "escurridiza" hembra. La mensajera es también cruel con el palomo ya que este, emparejado con una hembra, es separado de esta y se utiliza el celo del macho para que regrese lo antes posible al palomar, desde distancias que pueden superar los mil kilómetros.
A lo que iba, el hombre utiliza la naturaleza del cortejo y emparejamiento del palomo para su disfrute y entretenimiento. El "maltrato" del macho, uno confinado en un pequeño cajón en la soledad y oscuridad más absoluta, hasta la "suelta", y otro alejado cientos de kilómetros de su "amada" enloquecido por su temporal pérdida, es evidente, pero ¿Hasta que punto es real? ¿Y hasta que punto es extrapolable, al ser humano y al "Sistema"? Hummm...
Culpable o inocente, quizás debido a mi realismo-pesimismo, o inducido por el insensible Sistema, reconozco que soy un tanto misógino, que no machista no confundamos. También confieso la esquizofrénica devoción por las mujeres de mi familia. Continuo, el Sistema utiliza al hombre osea al palomo para su uso, en este caso el disfrute es inexistente, y a la paloma osea a la mujer, como una mera herramienta de control. La testosterona es el lado flojo del "palomo", y la otorrinomanía la de la "paloma", ambos lados flojos son la barrera que impide una verdadera comunicación entre los dos sexos. El palomo y la paloma están presos por su propia naturaleza y condenados a no entenderse realmente. Uno no sabe porqué mira el culo a cualquier mujer que se cruza en su camino, y la otra no sabe porqué no puede parar de hablar por teléfono. Y si no saben que hacer consigo mismos, cómo van a saber entender lo que el otro quiere decir. Los más extremistas optan por la vida monacal, los menos dotados por la pamplina, que deriva paulatinamente en violencia doméstica de diferentes grados, los inteligentes por un aséptico intercambio cultural y los más inteligentes por las miradas en silencio.

Cuasífocles (XXI-VI-MMIX)

3 comentarios:

Sebastián dijo...

Yo crié en mi adolescencia decenas de palomos (y palomas) de todas las especies. En realidad, son aves muy fieles, y los dos sexos se implican a tope durante la incubación y la cría. La pareja más extraordinaria que tuve la formaban un palomo gigante (el doble de grande que uno normal) y una paloma culipava y moñuda (el doble de pequeña que una normal), ambos blancos como la nieve. Daba gusto verlos volar juntos. Y cómo se cortejaban. Y cómo se imponía el gigantón ante las embestidas seductoras de los machos más chulillos del barrio. Ninguno consiguió acercarse a ella. La paloma llegó a poner huevos, pequeñicos, blanquísimos..., pero un día el palomo volvió a casa con un par de perdigonazos. Se los saqué, le vendé las heridas...; cualquier otro palomo habría muerto al instante, pero este aguantó un par de días. Era un auténtico luchador. La pequeña paloma se abandonó, se dejó morir de hambre, se murió de tristeza. Para mí fue una tragedia. Pero me abrió los ojos y aprendí a mirar... en silencio. ¡Así que debo ser muy inteligente!

Cuasífocles dijo...

¡Ah! Amigo Sebastián, mi deslavazado entendimiento, (Certificado por mi abuela Ramona) sólo me da para maldefenderme de los continuos tropiezos, siguiendo el único consejo que me dio la sabia anciana:
"Nene, tu procura júntate con gente lista, que son más buenas personas que los tontos"

zanguanga dijo...

¿Misógino o machista tú? Amos hombre!! que nos conocemos... :P recibe un fuerte abrazo y cuídate mucho :)